Cuando el Parlamento Europeo le sonríe al fascismo

Cuando el Parlamento Europeo le sonríe al fascismo
Investig’Action

El jueves 26 de octubre pasado, el Parlamento Europeo otorgó el premio Sájarov a “la libertad de conciencia” a la oposición venezolana, que llega en tiempos de acusaciones cruzadas y de desmoronamiento de la ficción de una postura común en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición política opositora de Venezuela.

Después de las elecciones regionales del 15 de octubre pasado cuatro sobre cinco gobernadores electos de la oposición, resultaron ser de Acción Democrática (AD), el partido político vigente más antiguo de Venezuela, fundado en 1941.

Los gobernadores de AD cumplieron con la exigencia legal de jurar sus cargos ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), reconociendo así la legitimidad de la misma cuestionada por otros partidos políticos como Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP), que rechazan la legalidad de esa institución.

Por tal motivo el gobernador electo de Zulia, Juan Pablo Guanipa, miembro de PJ, no asumirá su cargo dado que no reconoce la autoridad de la ANC, y se coloca así al margen de la ley venezolana. Por lo tanto la ANC convocó a otras elecciones para el 10 de diciembre en ese estado, donde asuma el gobierno un político electo por los ciudadanos pero que además reconozca y se ajuste al Estado de Derecho.

Esta situación abrió una brecha gigante en la MUD; el excandidato a presidente por PJ, Henrique Capriles, anunció su retiro de la MUD, con el argumento de que no puede compartir el mismo espacio que el líder de AD, Henry Ramos Allup, porque este habría traicionado el espíritu de la unidad. No obstante que el jefe de AD sancionó aparentemente con la expulsión a los gobernadores de su partido que juraron ante la ANC, los aliados de PJ y VP no le creyeron la maniobra.

Los detractores de Ramos Allup, lo acusan de complicidad con “el régimen” del presidente Nicolás Maduro; pero el experimentado líder de AD ve por su propio interés, su partido ha sido el que más espacio político y territorial ha conseguido en las filas opositoras luego de las elecciones de gobernadores, y esta posición le permite soñar a Ramos con su candidatura para las elecciones presidenciales del año próximo. Esta parece ser la verdadera disputa desatada en la oposición venezolana, la batalla por la candidatura presidencial y no una diferencia ética entre Ramos Allup y quienes se muestran inflexibles con el gobierno de Maduro.

Los galardonados por el Parlamento Europeo son la Asamblea Nacional y siete presos venezolanos. Entre estos últimos figura Lorent Saleh, extraditado desde Colombia a Venezuela en septiembre de 2014, por elaborar planes conspirativos contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en los que incluía “bajar 20 muñecos en 48 horas”, en alusión a asesinatos selectivos con fines desestabilizadores, tal como demostraron vídeos filtrados en la televisión venezolana. Probablemente es esta otra de la razones que llevan a concluir a la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Delcy Rodríguez, que el Parlamento Europeo le sonríe al fascismo.

De esta manera la Unión Europea interfiere no sólo en política interior venezolana sino también en la batalla que se libra puertas adentro en la oposición; y que podríamos resumir como un disputa entre moderados y los que optan por caminos no dialogantes. Con el premio Sájarov el Parlamento Europeo estaría dando un espaldarazo a los últimos.

Es para destacar que el premio Sájarov, creado en 1988, fue entregado anteriormente en cuatro ocasiones a personas u organizaciones latinoamericanas, de las cuales tres fueron para cubanos contrarios al gobierno revolucionario de la isla caribeña, José Payá, las damas de blanco y Guillermo Fariñas. Se aprecia así una sintonía entre el premio internacional europeo y las políticas de Estados Unidos contra Cuba y Venezuela.

El premio Sájarov a un sector de la oposición venezolana consiste en la entrega de un certificado y cincuenta mil euros, que se hará efectivo el 13 de diciembre en una ceremonia a la que no podrán asistir por razones obvias los presos venezolanos, pero si lo hará el presidente de la Asamblea Nacional y miembro del partido Primero Justicia, Julio Borges.

Pero el partido de Borges acaba ser aplastado en las elecciones regionales, perdió el estado Miranda y sólo consiguió imponerse momentáneamente en Zulia, sobre 23 estados que tiene Venezuela.

Habrá que ver si luego de las elecciones del 10 de diciembre PJ logra conservar Zulia, en caso contrario Borges será un político premiado que representaría a un partido sin presencia territorial relevante en Venezuela, y que cuente como su principal sostén el apoyo extranjero, ya sea de Washington o Bruselas.

 

Fuente: Investig’Action


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*